Bizcocho de frutos secos y remolachas con aceite Negrala de Ablitas

Las variedades de aceite de oliva virgen extra Castillo de Ablitas tienen una tradición de generaciones. En esta ocasión queremos que disfrutes de una receta muy especial, con un tipo que aporta un sabor definido, entre picante y amargo. Es perfecto para un postre, ya que evita que se haga demasiado dulce, y por eso el glaseado es opcional.

Bizcocho de remolacha y frutos secos con aceite Negrala

En la onda de la comida saludable, la masa con la que prepararás este bizcocho lleva ingredientes llenos de sabor y color. La remolacha es un tubérculo versátil, de un tono intenso, que contrasta en textura con los frutos secos. En esta receta hemos utilizado nueces, así como semillas de calabaza, lino y sésamo, pero perfectamente se puede hacer con avellanas o pistachos y cambiando el tipo de semillas.

Ingredientes

Es un bizcocho ideal para los meses de invierno y otoño, porque queda suave y húmedo y se puede tomar con té o chocolate. Es para 10 personas y en su elaboración necesitarás lo siguiente:

  • 250 gramos de harina de trigo integral.
  • 170 gramos de remolacha cruda.
  • 150 gramos de azúcar moreno mascabado.
  • 140 mililitros de aceite de oliva virgen extra (AOVE) Negrala.
  • 3 huevos enteros.
  • 50 gramos de nueces picadas.
  • 70 gramos de pasas.
  • 70 gramos de semillas tostadas: lino, sésamo y calabaza.
  • 9 gramos de impulsor
  • ½ cucharadita de sal
  • ½ cucharadita de canela.

Los ingredientes del glaseado son: 5 cucharadas de azúcar glas, 2 cucharadas de zumo de limón y semillas de amapola.

Frutos rojos
Frutos rojos para el bizcocho

Preparación

En primer lugar, hay que poner el azúcar moreno y el AOVE Negrala en un bol para batirlos muy bien. Separa las claras y las yemas de los 3 huevos y guarda las primeras en la nevera. Añade una a una las yemas a la mezcla, removiendo cada vez hasta que se integren totalmente.

Agrega las pasas, las nueces y las semillas y remueve. Deja reposar un rato y, mientras, lava y pela las remolachas. Utiliza un rallador sobre un plato llano para deshacer cada una y añádelas a la mezcla de AOVE, azúcar y frutos secos. Remueve cuidadosamente hasta que quede homogéneo.

Aparte, se incorporan los ingredientes secos. Pon la harina integral en un bol; añade el impulsor, la canela y la sal. Usa un tenedor para evitar que aparezcan grumos.

El paso final es ir incorporando los ingredientes secos, poco a poco, a la masa de remolacha. Añade una cucharada, mezcla y sigue así hasta terminar. Deja reposar durante media hora con el recipiente tapado y fuera de la nevera.

Mientras, enciende el horno a 180 grados, arriba y abajo. Engrasa con un poco de aceite de oliva virgen extra y coloca un trozo de papel de horno que sea suficiente para cubrir el fondo y las paredes. Así será más fácil sacar el bizcocho del molde.

Ahora hay que batir las claras a punto de nieve. Cuando estén listas, se incorporan a la masa de remolacha con movimientos envolventes y en cuatro partes. Vierte la masa en el molde y colócalo a media altura en el horno. Transcurridos 30 minutos, cubre el molde con papel de aluminio y hornea 20 minutos más. Estará listo cuando, al introducir un palillo en el centro, salga seco.

El paso final es desmoldar con ayuda del papel de horno y dejar enfriar. El glaseado se hace mezclando el azúcar con unas gotas de zumo de limón. Cuando tenga una consistencia muy espesa, échalo encima del bizcocho de manera que lo cubra. Adorna con las semillas de amapola.

El aceite de oliva virgen extra Castillo de Ablitas es de gran calidad, porque se obtiene mediante procedimientos artesanos, es 100 % virgen extra y se moltura el mismo día de su recogida. Somos una cooperativa de tradición familiar.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja un comentario